Xi Jinping Pronuncia Discurso ante Congreso de Perú
2016/11/22

El 21 de noviembre de 2016, hora local, el Presidente Xi Jinping pronunció un importante discurso titulado "Mancomunemos esfuerzos izando velas para crear juntos el hermoso porvenir de las relaciones entre China y América Latina y el Caribe". El siguiente es el texto íntegro del discurso:

Mancomunemos esfuerzos izando velas para crear juntos el hermoso porvenir de las relaciones entre China y América Latina y el Caribe

-Discurso del Presidente de la República Popular China

Xi Jinping

en el Congreso del Perú

(Lima, 21 de noviembre de 2016)

Estimada Presidenta Luz Salgado,
Amigos Congresistas,
Señoras y señores, amigos:

Buenas tardes a todos. Es motivo de suma complacencia para mí tener la oportunidad de visitar el Perú, hermosa y fecunda nación con una civilización milenaria y reunirme aquí con los amigos congresistas, a principios del verano del hemisferio austral.

Ante todo, quisiera expresar, en nombre del Gobierno y el pueblo chinos y en el mío propio, los cordiales saludos y mejores votos a todos ustedes, y por su digno conducto, al amigo pueblo peruano, así como nuestro sincero agradecimiento y alta consideración a las personalidades de los diversos círculos que durante largo tiempo se han dedicado a la amistad entre China y el Perú y entre China y América Latina y el Caribe.

Hace unos instantes, la Presidenta Luz Salgado me ha conferido la Medalla de Honor del Congreso del Perú en el Grado de Gran Cruz, por lo cual me siento sumamente honrado. Más que una distinción concedida a mi persona, encarna la alta importancia atribuida por la Parte peruana a las relaciones binacionales y la honda amistad que abriga el pueblo peruano hacia el pueblo chino. Lo agradezco de todo corazón y atesoraré para siempre este afecto y lindo recuerdo.

Conocí el Perú en los años 90 del siglo pasado. Volviendo a pisar esta hermosa tierra más de 20 años después, pude apreciar una vez más las grandes riquezas y largas tradiciones peruanas así como el cambio diario de su fisonomía, y palpar en el alma la gran vitalidad de los vínculos binacionales y el profundo afecto entre ambos pueblos.

El Perú es una antigua civilización mundial y cuna de la cultura incaica, que encierra en sí un acervo amplio y profundo, como una resplandeciente perla en la historia de la civilización humana. Hasta hoy día, siguen ostentando esplendor de la sabiduría humana las majestuosas edificaciones de Machu Picchu, las fascinantes líneas de Nazca, las avanzadas tecnologías en la cerámica, metalurgia y textiles, la literatura, música y danzas universalmente apreciadas, así como la suma maestría en la medicina, la astronomía y el calendario.

Este pueblo, gallardo e intrépido, que siempre ha contado con la tradición de oponerse a la opresión foránea y manejar su propio destino, aportó a principios del siglo XIX enormes sacrificios y contribuciones al movimiento independentista de Latinoamérica, que serán grabados para siempre en la historia.

En los últimos años, el pueblo peruano viene haciendo esfuerzos incansables por un desarrollo independiente y ha logrado notorios éxitos. El Perú defiende activamente la paz y estabilidad de la región latinoamericana y caribeña, y promueve la profundización de la integración regional. Siendo una importante nación emergente de la cuenca del Pacífico, el Perú sigue una estrategia de apertura al Asia-Pacífico, ha celebrado con éxito en dos ocasiones la Reunión de Líderes Económicos del APEC, e impulsa activamente el proceso del Área de Libre Comercio de Asia-Pacífico, haciendo contribuciones a la elevación del nivel de la cooperación económica y la promoción de la prosperidad común de la región.

El Perú es un vecino de China en la otra orilla del Pacífico. Tan temprano como hace más de 400 años, los chinos y peruanos ya habían superado el inmenso Océano, dando inicio a los contactos bilaterales. Durante muchos años, la colonia china en el Perú ha hecho arduos esfuerzos emprendedores de autosuperación junto con la gente local, venciendo las dificultades y compartiendo tanto alegrías como penalidades, por aportar relevantes contribuciones al desarrollo socio-económico de esta tierra. La Sociedad Central de Beneficencia China, fundada hace 130 años, ha contribuido positivamente al desarrollo de los lazos sino-peruanos. Que yo sepa, actualmente hay cerca de 2,5 millones de tusán en el Perú, la palabra paisano se refiere especialmente a los descendientes chinos, y la palabra chifa, que se originó del cantonés, se evolucionó para convertirse en nombre común de los restaurantes chinos. La confraternidad como de una misma familia entre China y el Perú se ha arraigado y germinado desde hace tiempo en el corazón de ambos pueblos.

Señoras y señores, amigos todos,

Este año coincide con el 45º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y el Perú. Los 45 años han sido testigo de una sincera amistad, trato en pie de igualdad, cooperación mutuamente beneficiosa y desarrollo compartido. En el 2013, China y el Perú establecieron la Asociación Estratégica Integral, hecho que profundizó aún más la cooperación binacional en las diversas áreas.

-- China y el Perú son íntimos hermanos de confianza mutua. Ambas Partes efectúan frecuentes contactos a distintos niveles, profundizan los diálogos llegando a amplios consensos. La Parte china aprecia altamente el hecho de que el Presidente Kuczynski eligiera China como su primer destino al exterior tras su investidura. El Sr. Presidente y yo intercambiamos visitas en menos de tres meses, lo cual ha reflejado el alto nivel de la confianza mutua política entre ambas Partes.

-- China y el Perú son buenos socios de desarrollo conjunto. El Perú fue el primer país latinoamericano en firmar con China un paquete de TLC en tanto que lidera entre los países latinoamericanos la cooperación con China. A los seis años de la implementación del TLC, se ha duplicado el volumen del intercambio comercial, más de 170 empresas chinas se han establecido en el Perú con un total de inversiones que llega a los 18 mil millones de dólares en áreas cada vez más diversificadas y los proyectos de cooperación van viento en popa.

-- China y el Perú son grandes amigos de responsabilidad compartida. Este año, China y el Perú organizaron sucesivamente la Cumbre del G20 y la Reunión de Líderes Económicos del APEC, mantienen una estrecha coordinación y colaboración acerca de temas trascendentales como la gobernanza económica global, la cooperación en la región Asia-Pacífico y la implementación de la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU, entre otros, salvaguardando juntos los intereses de los países en desarrollo y contribuyendo a la recuperación económica mundial.

Esta mañana, sostuve un profundo intercambio de opiniones con el Presidente Kuczynski sobre el ahondamiento de la Asociación Estratégica Integral China-Perú. El Presidente propuso el objetivo de lucha de construir un Perú justo, equitativo y solidario para el año 2021 al cumplir el bicentenario de su independencia. Para entonces, el pueblo chino consumará la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, haciendo realidad el primero de los objetivos de lucha que hemos fijado para los Dos Centenarios. Vamos a avanzar juntos hombro a hombro para cumplir de la mano nuestros sueños.

Señoras y señores, amigos todos,

Esta es la tercera vez que piso este inmenso continente de América Latina y el Caribe en calidad de Presidente de China. Los intercambios amistosos entre China y esta región se remontan a tiempos antiguos. Nuestros antecesores anudaron una profunda amistad que se ha transmitido de generación en generación. Al cruzar el umbral del nuevo siglo, los lazos sino-latinoamericanos y sino-caribeños conquistaron un salto en su desarrollo con un avance integral de la cooperación en todos los ámbitos. En el 2014, sostuve el primer encuentro colectivo con los líderes latinoamericanos y caribeños, en el que se estableció la Asociación de Cooperación Integral entre China y América Latina y el Caribe caracterizada por la igualdad, beneficio mutuo y desarrollo compartido. Las relaciones sino-latinoamericanas y sino-caribeñas entraron en una nueva etapa histórica con una formación preliminar de la flamante configuración de desarrollo.

El héroe de la guerra de independencia del Perú José Olaya dijo: Si mil vidas tuviera gustoso las daría por mi patria, frase que refleja en lo más intrínseco la percepción que comparten China y esta región de las similares experiencias históricas. La identificación natural y la misión compartida nos permiten abordar nuestras relaciones desde una altura estratégica y una visión de largo alcance, brindándonos mutuamente comprensión y apoyo en los intereses primordiales y cuestiones trascendentales tocantes a la soberanía, la integridad territorial y los derechos e intereses de desarrollo. Sostenemos francos diálogos, ampliamos los consensos y tomamos firmemente las riendas de nuestras relaciones, ofreciendo la garantía política a favor del desarrollo sostenido y sano de los lazos entre China y la región.

Adaptándonos a la tendencia de la época de ahondar la cooperación regional en conjunto por parte de los países en desarrollo, hemos establecido el Foro China-CELAC, llevando nuestros lazos a una nueva etapa caracterizada por el avance paralelo e impulso recíproco entre las cooperaciones en conjunto y bilateral. China se ha convertido en el segundo socio comercial de la región mientras que ésta, en el segundo destino de inversiones chinas en el ultramar después de Asia. Las inversiones directas de China en la región ya superaron los 150 mil millones de dólares. Hoy también asistiré junto con el Presidente Kuczynski a la Exposición de Reliquias Culturales Chinas en el Perú-Dos Culturas Unidas por el Mismo Océano, evento que cerrará con broche de oro las espectaculares actividades del Año de Intercambio Cultural China-América Latina y el Caribe.

La íntima amistad borra la lejanía. Lo más trascendental de los vínculos entre China y la región consiste en la confianza y ayuda mutuas, el beneficio recíproco y el aprendizaje mutuo, que corresponden tanto a la corriente de los tiempos como a los intereses fundamentales de ambos pueblos, constituyéndose en un paradigma de la cooperación Sur-Sur en la nueva era.

Señoras y señores, amigos todos,

Un antiguo poeta chino escribió: Llegará el momento en que el vendaval hace levantar las olas para que me lance a conquistar el mar. Las numerosas naciones en desarrollo, incluidas China y las de esta región, tienen por delante extraordinarias oportunidades de abrir nuevas fuentes de crecimiento, ampliar el espacio de cooperación y conseguir un nivel de desarrollo más elevado. Hallándonos ya en un nuevo punto de partida histórico, forjémonos bien juntos este gran barco de la Comunidad de Destino China-América Latina y el Caribe y lo dirijamos en una nueva travesía de las relaciones amistosas. Por tanto, quisiera plantear las siguientes propuestas:

Primero, enarbolar la bandera de la paz, desarrollo y cooperación para que el barco de la Comunidad de Destino avance seguro y llegue lejos. China y esta región constituyen una fuerza crucial en la salvaguardia de la paz y estabilidad mundiales al representar juntas una quinta parte de la superficie del planeta y casi un tercio de la población mundial. Hemos de reforzar la comunicación y diálogo estratégicos en los temas de carácter global y esforzarnos por aumentar la representatividad y el derecho a voz de los países emergentes y en vías de desarrollo. China se esforzará invariablemente por la amistad duradera y ayuda mutua para superar juntos las dificultades con los países de esta región y los apoyará con toda firmeza a explorar caminos de desarrollo acorde con sus realidades nacionales, a alcanzar la autosuperación en unidad, el desarrollo y la revitalización, así como a jugar un rol de mayor importancia en la agenda internacional y regional.

Segundo, promover el acoplamiento de las estrategias de desarrollo, con miras a permitir el viaje viento en popa de la embarcación de la Comunidad de Destino. China está dispuesta a fortalecer el intercambio de experiencias con los países de la región sobre la gobernación y administración, intensificar la planificación y coordinación de las políticas macroscópicas y promover la articulación del plan de desarrollo de China con las estrategias de desarrollo de la región. También necesitamos conectar el desarrollo de las relaciones sino-latinoamericanas y sino-caribeñas con el desarrollo a nivel internacional y regional, participar activamente en los arreglos comerciales y de inversiones y el desarrollo innovador de Asia-Pacífico e integrarnos en una red más amplia de la cooperación mutuamente beneficiosa, con el objeto de aprovechar el desarrollo compartido entre China y América Latina y el Caribe para propulsar la economía mundial hacia un crecimiento robusto, sostenible, balanceado e inclusivo.

Tercero, promover la aceleración de la cooperación para que el barco de la Comunidad de Destino se llene de prosperidad. A fin de adaptarnos a las flamantes circunstancias y superar los nuevos desafíos, la cooperación práctica entre ambas Partes ha de materializar un renovado salto, cuyo proceso es como navegar contra la corriente, el que no avanza, retrocede. Hemos de seguir tomando como primera fuerza motriz al desarrollo propulsado por la innovación, hacer valer nuestras ventajas bajo el nuevo marco de la cooperación práctica 1+3+6 y tomar acciones sinérgicas, con vistas a elevar la instancia y el nivel de la cooperación práctica China-América Latina y el Caribe para impulsar el nuevo crecimiento por medio del comercio, fomentar el nuevo desarrollo mediante las inversiones, ofrecer el nuevo soporte a través de la cooperación financiera, incubar nuevas fuerzas motrices con el acoplamiento industrial y crear nuevas oportunidades con la cooperación en conjunto, en aras de promover firmemente el desarrollo del Foro China-CELAC, poner en juego el papel de promoción de la cooperación en conjunto a la cooperación práctica y fortalecer la cooperación con las organizaciones subregionales de América Latina y el Caribe.

Cuarto, materializar la compartición de los frutos de cooperación para que la embarcación de la Comunidad de Destino beneficie a los pueblos. Hemos de hacer de ambos pueblos promotores, practicantes y beneficiarios de la cooperación entre China y América Latina y el Caribe. Durante los próximos tres años, la Parte china fortalecerá la transferencia tecnológica y la colaboración en recursos humanos con esta región, aumentando sobre la base ya existente la cuota de capacitación de toda índole para América Latina y el Caribe hasta diez mil personas. Se establecerá en China el Centro de Intercambio de Prensa China-América Latina y el Caribe y se invitará a los periodistas de la región a trabajar y cursar estudios en China. La Parte china formula la iniciativa de celebrar el próximo año en Beijing la Mesa Redonda de Diálogo sobre Medio Ambiente y Políticas de Desarrollo China-América Latina y el Caribe, dando la bienvenida a la región a participar activamente en el encuentro. Las empresas chinas han de respetar las culturas y costumbres del pueblo local y acatar sus leyes, así como asumir las debidas responsabilidades sociales en cuanto a la localización de las inversiones, la promoción del empleo y el fomento de las causas sociales en la localidad. Además, hemos de desplegar intercambios culturales y la referencia mutua de civilizaciones con miras a llevar un desarrollo sincronizado de nuestra cooperación en los planos material y espiritual.

Señoras y señores, amigos,

En la actualidad, la situación internacional es intrincada y cambiante con un complicado entrelazamiento de los factores geopolíticos y los focos candentes regionales y retos globales como los conflictos y agitaciones en seguridad, crisis de refugiados, cambio climático y terrorismo son nada desdeñables. Sumergida en una tortuosa recuperación acompañada de profundos reajustes, la economía mundial se encuentra en una etapa clave de cambio de energía propulsora del crecimiento obsoleta por una nueva, al tiempo de ser testigo de la apatía del comercio e inversión internacionales así como el repunte del proteccionismo, lo cual ha planteado más desafíos al desarrollo de las economías emergentes. Entretanto, el orden internacional sigue evolucionándose hacia un rumbo favorable a la paz y el desarrollo con la gestación y surgimiento de una nueva ronda de revolución tecnológica e industrial que supondrá la incubación de transformaciones fundamentales en los modos de producción y vida del hombre.

La configuración mundial se encuentra en un proceso histórico de evolución acelerada en la que el surgimiento de los países emergentes y en vías de desarrollo se ha convertido en una corriente histórica irresistible. Según los más nobles ideales políticos, lo público siempre prevalece sobre lo privado. Vivimos hoy en un mundo donde los países son interdependientes compartiendo alegrías y penalidades, adaptándonos a dicha tendencia, hemos de promover la construcción de unas relaciones internacionales de nuevo tipo con la cooperación de ganar-ganar como lo primordial y forjar una Comunidad de Destino de la Humanidad.

Los chinos, inspirados por la sinceridad como lo fundamental y la benevolencia como la ética moral, practican esta benevolencia desde una visión integral del todo entre el cielo y la tierra. China siempre aboga por que los países del mundo se esfuercen conjuntamente por la construcción de una asociación de tratamiento en pie de igualdad, consulta y entendimiento mutuo, una estructura de seguridad equitativa y justa basada en la construcción conjunta y el codisfrute, unas perspectivas de desarrollo abierto, innovador, inclusivo y mutuamente beneficioso, un intercambio entre las distintas civilizaciones en un contexto armonioso e incluyente y una veneración al ecosistema respetuoso de la naturaleza y el desarrollo verde. Hemos de persistir en la igualdad entre todos los Estados, ningún país, por grande, fuerte y rico que sea, puede atropellar a otro pequeño, débil y pobre. Los derechos de cada país por optar independientemente su sistema social y ruta de desarrollo deben ser defendidos. Hemos de abandonar la mentalidad de la guerra fría en todas sus manifestaciones, inculcar un nuevo concepto de seguridad compartida, integral, cooperativa y sostenible, hacer frente de forma coordinada a las amenazas de seguridad tradicionales y no tradicionales en prevención de las desgracias de una guerra. Es insostenible la creciente brecha entre ricos y pobres, que tampoco concuerda con la equidad y la justicia. Hemos de adherirnos al espíritu de apertura e impulsar la ayuda mutua y el beneficio recíproco. Las diversas civilizaciones encarnan la sabiduría y contribución de las distintas naciones, sin diferencias en superioridad, ni mucho menos en excelencia. Hemos de respetar todo tipo de civilizaciones, tratarnos en pie de igualdad, aprendernos mutuamente y procurar la inclusión a fin de promover el desarrollo creativo de la civilización humana. La comunidad internacional ha de procurar conjuntamente la construcción de la civilización ecológica global e inculcar la conciencia del respeto, adaptación y protección de la naturaleza, persistiéndose en el desarrollo verde, de bajo carbono, circular y sostenible.

Los más de 1300 millones de chinos se encuentran luchando por hacer realidad el sueño chino de la gran revitalización de nuestra nación. China siempre seguirá con firmeza el camino de desarrollo pacífico como constructor de la paz mundial, contribuyente al desarrollo global y defensor del orden internacional. Independientemente de las vicisitudes de la palestra internacional y de su desarrollo, China nunca practicará la hegemonía ni la expansión ni procurará jamás esferas de influencia. China persistirá en la vía de desarrollo compartido, continuará en la estrategia de apertura basada en el beneficio mutuo y la ganancia compartida, aplicará activamente el correcto concepto sobre la justicia y los intereses y compartirá sus experiencias y oportunidades de desarrollo con todos los países del mundo, dándoles la bienvenida a pedir un aventón al desarrollo chino, a fin de lograr juntos el desarrollo compartido. China seguirá del lado de las numerosas naciones en desarrollo para apoyar firmemente el aumento de su representatividad y derecho a voz en el sistema de la gobernanza global.

Actualmente, guiada por la concepción del desarrollo caracterizada por la innovación, la coordinación, la ecologicidad, la apertura y la compartición, China está empeñada en la reforma estructural por el lado de la oferta para agilizar el cambio de modalidad del desarrollo económico. Manteniendo un desarrollo estable en términos generales, la economía china ha conseguido un crecimiento del 6,7% en los primeros tres trimestres del año. Siendo inestimable el potencial de un mercado de más de 1300 millones de habitantes, el reajuste estructural de la economía china así como su optimización y actualización industriales generarán inmensas demandas.

El desarrollo de China constituye una oportunidad para el mundo. Se estima que en los próximos cinco años, las importaciones chinas totalizarán ocho billones de dólares, el monto total del uso de inversiones foráneas llegará a los 600 mil millones de dólares, las inversiones chinas en el exterior alcanzarán los 750 mil millones de dólares en total y los turistas chinos realizarán 700 millones de viajes al exterior. Todo esto brindará a los países de todas las latitudes, incluidos los de esta región, un mercado más amplio, capital más suficiente, productos más variados y oportunidades de cooperación más valiosas. Las perspectivas de desarrollo de la economía china son promisorias y contribuirán al crecimiento de la economía global.

A principios de septiembre pasado, se celebró con éxito la Cumbre del G20 en Hangzhou, que culminó con una serie de importantes frutos en materia de crecimiento innovador, perfeccionamiento de la gobernanza económica y financiera global, promoción del comercio y las inversiones internacionales y fomento del desarrollo inclusivo e interconectado. Atribuyendo suma importancia a las opiniones e inquietudes de los países en vías de desarrollo, la Parte china, al ejercer la Presidencia del G20 de este año, invitó a un mayor número de países en desarrollo de la historia a la Cumbre, impulsando al G20 a situar el tema del desarrollo en el centro del marco de coordinación de las políticas macroeconómicas a nivel global. En la Cumbre del G20 en Hangzhou se aprobó el Plan de Acción para Implementar la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, entre otros documentos, que desempeñarán, en nuestra opinión, un papel activo en la promoción del desarrollo y cooperación internacionales. La Parte china está dispuesta a continuar manteniendo la comunicación y coordinación con todas las Partes en aras de promover conjuntamente el crecimiento robusto, sostenible, balanceado e inclusivo de la economía mundial.

Señoras y señores, amigos todos:

Un antiguo dicho chino reza: La felicidad de la vida radica en la amistad íntima. Los pueblos chino y peruano siempre se han entrelazado y comunicado en corazón y alma. Quisiera referirme aquí a dos amigos peruanos. Uno es el difunto escritor y periodista Antonio Fernández Arce, quien, con el objeto de mostrar al pueblo latinoamericano la realidad china, viajó muchas veces a mi país desde la década 60 del siglo pasado, salvando la distancia geográfica, para coberturas y reportajes. En 1970, su hija Flor de María Fernández nació en Beijing, pero desafortunadamente padeció septicemia. Al enterarse de ello, el Primer Ministro Zhou Enlai dio inmediatamente instrucciones a los médicos expertos para su tratamiento y cura, y el Ejército Popular de Liberación de China organizó sin demora a sus soldados a acudir al hospital para donarle sangre, y gracias a todo ello, Flor de María quedó por fin fuera del peligro. Ya mayor, al igual que su padre, contribuyó durante muchos años a la causa de la amistad sino-peruana.

Otro es el señor Guillermo Dañino, sinólogo y traductor peruano, quien enseñaba español en China de 1979 a 1991 en la Universidad de Nanjing y la Universidad de Economía y Comercio Internacionales. Escribió Reportaje Proveniente de China, Poemas de Li Tai Po y Enciclopedia de la Cultura China, entre otras obras. Además, fue también en China una estrella de cine, actuando en 25 películas chinas tales como La Batalla Decisiva y Negociaciones en Chongqing, razón por la cual era bien querido por los espectadores chinos. Ahora, el Sr. Dañino ya tiene 87 años, y dicen que sigue empeñándose en visitar China cada año, le hago llegar mi alta estima.

Episodios hermosos e historias conmovedoras como éstos hay muchos más, los cuales constituyen la vívida encarnación de la profunda amistad entre los pueblos chino y peruano y serán grabados para siempre en los anales de intercambios amistosos entre los dos países.

Señoras y señores, amigos todos:

El escritor peruano Julio Ramón Ribeyro dijo: La verdadera felicidad está construida por un perpetuo estado de iniciación, de entusiasmo constante. Que tomemos acertadamente el pulso de nuestra era, captemos las oportunidades de desarrollo y mantengamos una sincera cooperación en el camino hacia la materialización del sueño chino y el latinoamericano y caribeño, con el objeto de promover la Asociación de Cooperación Integral China-América Latina y el Caribe a lograr un desarrollo sobre un nivel más elevado, forjando de la mano la Comunidad de Destino China-América Latina y el Caribe para avanzar juntos.

Gracias.

Suggest To A Friend:   
Print