Mensaje de Bienvenida Información de la Embajada Relaciones Bilaterales China ABC Economía y Comercio Sección Cultural Asuntos Consulares Turismo Novedades Declaraciones del Portavoz
 
 
  Temas
     Portal del Gobierno Central de la República Popular China
     Plan Nacional Contra el Cambio Climático
     Beijing y los Juegos Olímpicos 2008
     China y OMC
     Desarrollo del Oeste
     Fa Lungong
     Fa Lungong - Facts
     Taiwan
     Tibet
     Derechos Humanos
     Chinos Residendes en el Perú
   
Portada > China ABC
Cómo obtener la tarjeta verde de residencia
2006-01-08

Con fecha 15 de Agosto de 2004, el Ministerio de Seguridad Pública ha anunciado la aplicación de las leyes de supervisión que regulan la evaluación y aprobación del derecho de los extranjeros a residir de forma permanente en la República Popular de China (afortunadamente abreviadas como leyes de supervisión).

Esta medida de gran relevancia permite la concesión de tarjetas verdes de residencia permanente en la República Popular de China a los extranjeros.

Hasta ahora un cierto número de extranjeros habían recibido tarjetas verdes de residencia permanente a modo de honor, pero la implementación de esta medida política, supone de hecho la articulación de un procedimiento para beneficiar a los expatriados extranjeros que ha decidido fijar su residencia en China.

Las administraciones de Shanghai, Beijing, Guangzhou, Changsha y Wuhan han empezado a entregar tarjetas verdes de residencia a los extranjeros.

Beneficios de las tarjetas verdes

A continuación Xiang Yang, un abogado de la firma Zhongfu con sede en Beijing, destaca las ventajas de las tarjetas verdes de residencia:

Largo periodo de validez

Los extranjeros que carecen de un permiso de una tarjeta verde de residencia han de renovar su permiso de residencia una vez al año, además existen limites sobre la duración y el lugar en el cual pueden residir dentro del país. En comparación con ello, una tarjeta verde de residencia permanente tiene una validez de cinco años para un titular menor de 18 años de edad y de 10 años para un titular mayor de 18 años, además, puesto el emisor de la tarjeta es el Ministerio de Seguridad Pública, la validez de la misma abarca todo el territorio nacional.

Fácil entrada y salida

Con el pasaporte y la tarjeta verde de residencia el titular puede entrar y salir del país tantas veces como desee. Así pues, la tarjeta verde evita la pérdida de tiempo y dinero de solicitud de visado. La tarjeta también puede usarse como certificado legal de residencia en Beijing.

Empleo

Los residentes extranjeros con visado de estudios no pueden trabajar legalmente en China sin un permiso especial, pero no existen limitaciones en cuanto a empleo para aquellos que dispongan de una tarjeta verde de residencia. Esto implica que los expatriados extranjeros titulares de una tarjeta verde de residencia estarán autorizados a trabajar y a ser tratados de acuerdo con las leyes laborales chinas.

Alquiler

Los expatriados extranjeros titulares de una tarjeta verde de residencia tendrán los mismos derechos civiles y comerciales que los ciudadanos chinos. Podrán alquilar viviendas sin necesidad de evaluación o aprobación previa por parte del Buró de Seguridad Pública.

A continuación se citan algunas de las ventajas de disponer de un permiso de trabajo y residencia en Beijing:

Educación de los hijos

Los extranjeros titulares de una tarjeta verde de residencia tendrán los mismos derechos y responsabilidades (excepto el de votar, ser elegidos o servir en el ejército) que los ciudadanos chinos de la ciudad en la que residan. Así en Beijing los hijos de éstos podrán ir al jardín de infancia o a las escuelas primarias o secundarias sin cargos adicionales.

Compra de viviendas

Con la tarjeta verde de residencia, el titular podrá comprar una vivienda, o incluso acceder a una vivienda de protección oficial si sus condiciones son las requeridas, en la ciudad de residencia.

Permiso de conducir

Con la tarjeta verde de residencia, el titular podrá solicitar un permiso de conducir, un permiso temporal o registrar un vehículo.

Registrar una empresa

Con la tarjeta verde de residencia, el titular podrá registrar una empresa en su ciudad de residencia y solicitar subvenciones para proyectos científicos y tecnológicos.

Estatus profesional

Con la tarjeta verde de residencia, el titular podrá ser candidato a los proyectos de formación de talentos y solicitar las ayudas y premios que se conceden a los talentos. También podrán tomar parte en los exámenes oficiales.

Seguridad social

Con la tarjeta verde de residencia, el titular podrá solicitar pensión de jubilación, cobertura médica para los residentes urbanos o abrir un plan de pensiones.

Inversión

Con la tarjeta verde de residencia, el titular podrá, sin necesidad de contra con un socio de nacionalidad china, gozar de las mismas ventajas que los otros extranjeros en China.

Información importante

La organización responsable de la tramitación de las solicitudes suelen ser los Buró de Seguridad Pública de las ciudades, pueblos o municipios bajo el control directo del gobierno central.

Una tarjeta verde de residencia no es equivalente a la nacionalidad china. Actualmente China no admite dobles o múltiples nacionalidades. Si un sujeto desea convertirse en ciudadano chino debe renunciar a su ciudadanía previa.

Los requerimientos para solicitar una tarjeta verde de residencia no son fáciles de cumplir. Exceptuando, los cónyuges, hijos o padres de ciudadanos chinos, el estatus de residente permanente está fundamentalmente orientado a grandes inversores, personas con un nivel muy altamente cualificadas o personas que hayan hecho contribuciones extraordinarias al desarrollo de la República Popular de China.

Aquellos que obtengan una tarjeta verde de residencia no podrán ausentarse del país más de tres meses al año o más de un año cada cinco años. Causas especiales deberán ser aprobadas por el Buró de Seguridad Pública de la ciudad de residencia del solicitante.

Los residentes extranjeros que dispongan de una tarjeta verde de residencia deberán seguir observando normalmente las normas relativas a viajes, residencia en otras ciudades o visitas a lugares cerrados al público.

 

 

Suggest To A Friend
  Print