Construir Conjuntos Un Mundo Mejor
Xi Jinping, Secretario General del PCCh, Presidente de la República Popular China
2018/02/02

Distinguidos dirigentes de partidos políticos del mundo,

Señoras, señores y amigos todos:

¡Buenas tardes! Para mí es un gran placer tener la oportunidad de asistir hoy, junto con dirigentes de partidos y organizaciones políticos provenientes de diversos países del mundo, al Diálogo de Alto Nivel entre el Partido Comunista de China (PCCh) y Partidos Políticos del Mundo. A pesar de sus múltiples ocupaciones en el fin del año, ustedes han tomado una parte de su valioso tiempo para reunirse en Beijing y discutir juntos el importante programa de cooperación, lo cual demuestra plenamente la atención de todos por el desarrollo de la humanidad y el porvenir del mundo.

En nombre del PCCh y en el mío propio, me permito dar una cálida bienvenida a los amigos de diversos países que han recorrido una larga distancia para llegar aquí. Muchos partidos y organizaciones políticas así como sus dirigentes nos enviaron mensajes de felicitación con motivo del XIX Congreso Nacional del PCCh, quisiera aprovechar esta ocasión para expresarles nuestro sincero agradecimiento.

El XIX Congreso Nacional del PCCh diseñó un plan de desarrollo de China desde la actualidad hasta los mediados del presente siglo, y manifestó el sincero deseo de la parte china de construir una Comunidad de Destino de la Humanidad junto con todas las partes. Los partidos políticos juegan un papel relevante en la vida política estatal, y también son fuerzas importantes para promover la civilización y el progreso de la Humanidad. Los aquí presentes son dirigentes de casi 300 partidos y organizaciones políticas de distintos países del mundo. Estoy dispuesto a compartir con ustedes nuestras reflexiones.

¡Señoras, señores y amigos!

Desde la antigüedad hasta el presente, tener una vida feliz siempre ha sido un sueño acariciado por el ser humano. En la milenaria historia del desarrollo de la civilización, el ser humano ha creado espléndidos logros, sin embargo, nunca ha dejado de sufrir guerras y conflictos, además de diferentes tipos de calamidades naturales, enfermedades y epidemias, y por todo ello, ha experimentado innumerables penalidades y pagado dolorosos costos. Hoy, con un rápido desarrollo del Internet, los datos masivos, la computación en la nube, el satélite cuántico y la inteligencia artificial, la humanidad está interconectada como nunca y al mismo tiempo encara problemas globales nunca vistos en cantidad, magnitud y profundidad. El futuro y la suerte de los pueblos de diferentes países del mundo se relacionan cada vez más estrechamente.

Frente a esta situación, la humanidad tiene dos opciones. Una es hacer la competencia perniciosa e incluso recurrirse a las armas por disputarse el poder y el lucro, lo cual podrá traer crisis catastróficas. La otra es esforzarse de consuno para enfrentar a desafíos y desarrollar la cooperación global, adaptándose a la tendencia del desarrollo de la época, lo cual creará condiciones favorables para la edificación de una Comunidad de Destino de la Humanidad. Tenemos que aprovechar la oportunidad histórica y hacer la correcta opción, a fin de abrir juntos un futuro más brillante para la humanidad.

La nación china cuenta con una larga historia y una espléndida civilización, sin embargo, ha experimentado sufrimientos a sangre y fuego desde la época moderna. El pueblo chino no se rindió a la suerte, sino se levantó en resistencia e hizo esfuerzos incansables por superarse y, a través de una lucha prolongada, hoy el pueblo chino ha emprendido un anchuroso camino de la gran revitalización de la nación. Pasando revista a la historia, lo que ha sostenido nuestra antigua nación y la civilización china de más de 5000 años hasta hoy día, son justamente los genes culturales enraizados en la sangre de la nación china. La nación china siempre cree que “Todos bajo el cielo son de una familia”, que “Todas las personas son mis hermanos”, “Vivir en armonía con todas las naciones”, y “El mundo ha de ser un lugar de gran armonía”. La nación china siempre aspira a vivir en un mundo mejor donde “prevalezca la gran virtud y que sea hogar para todos”. Creemos que, no obstante la existencia de unas que otras discrepancias y contradicciones entre los países del mundo y la inevitabilidad de choques y riñas entre ellos, todos viven bajo el mismo cielo y tienen el mismo hogar, por lo que deben ser miembros de la misma familia. Los pueblos de todo el mundo deben adherirse a la concepción de que todos bajo el cielo son de una familia, abrirse los brazos, comprenderse mutuamente, buscar los puntos comunes dejando al lado las diferencias, y hacer esfuerzos mancomunados por construir una Comunidad de Destino de la Humanidad.

Planteé por primera vez la iniciativa de construir una Comunidad de Destino de la Humanidad en 2013. Me complace ver que la cooperación amistosa entre China y otros países se está expandiendo constantemente y el concepto de la Comunidad de Destino de la Humanidad viene ganándose el apoyo y la aprobación de más y más personas y esta iniciativa está transformándose de un concepto en acciones.

Yo formulé la iniciativa de la Franja y la Ruta, precisamente por poner en práctica el concepto de la Comunidad de Destino de la Humanidad. Durante los últimos 4 años, la iniciativa de la Franja y la Ruta se ha convertido en una enorme plataforma de cooperación en la que los países involucrados buscan su desarrollo común. Los pequeños riachuelos conforman el inmenso océano y las estrellas iluminan la galaxia. Estoy convencido de que, siempre que todas las partes se adhieran al concepto de la Comunidad de Destino de la Humanidad, y hagan juntos esfuerzos persistentes e infatigables en la planificación y la práctica, se materializará indudablemente la meta de Comunidad de Destino de la Humanidad.

¡Señoras, señores y amigos!

La Comunidad de Destino de la Humanidad, como su nombre indica, significa conectar estrechamente el futuro y el destino de cada nación y cada país, estar juntos contra viento y marea, compartir la dicha y la desgracia, esforzarse por convertir la Tierra, donde nacemos y crecemos, en una gran familia armoniosa, y hacer realidad las aspiraciones a una vida mejor de los pueblos de diversos países del mundo.

Debemos hacer esfuerzos por construir un mundo de seguridad universal, alejado del terror. Pasando revista al proceso de desarrollo de la civilización humana, a pesar de nuestra aspiración persistente a la paz duradera durante milenios, nunca nos hemos alejado de la guerra, y la humanidad simpre encara la amenaza de la guerra. Todos los seres humanos viven en el mismo planeta, la seguridad de un país no puede descansarse en la inseguridad de otros, y las amenazas que enfrentan otros pueden ser desafíos para nosotros. Frente a las amenazas cada vez más complicadas e integradas, no es posible luchar en forma individual, ni mucho menos rendir culto a la fuerza. Tenemos que persistir en el nuevo concepto de seguridad común, integral, cooperativa y sostenible, crear un marco de equidad y justicia, de construcción y disfrute conjunto, eliminar juntos la causa raíz de la guerra y rescatar a la gente perseguida por las armas, proteger a las mujeres y los niños del fuego de guerra, para que la luz de la paz ilumine todas las partes, y que todos disfruten de la tranquilidad y la paz.

Debemos esforzarnos por construir un mundo de prosperidad común, alejado de la pobreza. En el mundo de hoy, si bien el nivel material y tecnológico ha alcanzado a un grado inimaginable para nuestros antepasados, todavía existe de manera general el problema del desarrollo desequilibrado e incompleto, sigue siendo grande la brecha entre el Norte y el Sur; la pobreza y el hambre todavía son graves; un nuevo abismo digital está formándose, y en numerosos países la gente aún está viviendo en apuros. Si se siguiera la antigua lógica de que tú pierdes y yo gano y el que gana se lleva todo, o si se recurriera al antiguo método de engañarnos y sospecharnos mutuamente y tomar el campo del vecino como desaguacero, no se conduciría a otro lado sino cerrar las puertas de otros obstruyendo al mismo tiempo el camino de sí mismo, y erosionar la base de nuestro propio desarrollo perjudicarndo el futuro de toda la humanidad. Tenemos que adherirnos al concepto de que tú estás bien, yo estoy bien y todos estamos bien, impulsar la globalización económica abierta, inclusiva, equilibrada y de beneficio universal y ganancia compartida, para crear condiciones favorables por el desarrollo común de toda la humanidad, promover juntos el desarrollo y la prosperidad para todos los países, eliminar conjuntamente la pobreza y el atraso en que todavía se encuentran los habitantes de muchos países y crear una vida sin preocupaciones por el vestido y la comida para los niños de todo el planeta, permitiendo que los logros del desarrollo beneficien a todos los países y que todas las personas gocen de la prosperidad y la paz.

Debemos hacer esfuerzos por construir un mundo abierto e inclusivo, alejado del enclaustramiento. Como reza un viejo proverbio chino, “Todos los seres crecen sin perjudicar unos a otros; las leyes de la naturaleza funcionan sin contradicciones”. Es imposible lograr la prosperidad de las civilizaciones y el progreso de la Humanidad si no se sabe guardar las diferencias y buscar puntos comunes, mantener una actitud abierta e inclusiva, y aprenderse mediante intercambios. La historia llama a las civilizaciones humanas a florecer juntos con esplendor. Las diferentes civilizaciones deben coexistir armoniosamente y sacar provechos entre sí, a fin de brindar de conjunto la fuerza espiritual para el desarrollo humano. Debemos persistir en el concepto de que el mundo es variado y las civilizaciones son diversificadas, permitir a las diferentes civilizaciones creadas por el ser humano realzar entre sí tejiendo pinturas espléndidas, romper juntos las barreras culturales en la vida real, rechazar juntos los conceptos erróneos que obstruyan las interacciones corazón a corazón entre los seres humanos, y eliminar juntos las barreras espirituales que obstaculicen los intercambios humanos. De esta manera, permitiremos la coexistencia armoniosa de todo tipo de civilizaciones y el disfrute de todo el mundo del nutrimiento cultural.

Debemos esforzarnos por construir un mundo limpo y hermoso con montes verdes y arroyos transparentes. La Tierra es el hogar común de todos los seres humanos, y también el único hasta este momento. Actualmente, hay personas que están buscando nuevos hogares en el espacio exterior para la humanidad, pero eso todavía es un sueño remoto. La humanidad seguirá viviendo en la Tierra en un futuro previsible, lo cual constituye un hecho inalterable. Tenemos que proteger bien juntos el hogar de la Tierra, para nosotros mismos y también para las futuras generaciones. Tenemos que adherirnos al concepto de la convivencia y la coexistencia entre el hombre y la naturaleza, tratar al ambiente ecológico al igual que nuestras propias vidas, venerar, respetar, adaptarnos y proteger a la naturaleza, salvaguardar juntos el irremplazable hogar de la Tierra, curar juntos las inumerables heridas del ecosistema, y construir juntos un hogar armonioso y habitable para el ser humano, de manera que la ecología natural repose y se recupere, y que todos disfruten de montes verdes y arroyos transparentes.

¡Señoras, señores y amigos!

Actualmente, la situación del mundo está cambiándose y la situación del desarrollo también, cada partido debe adaptarse a la tendencia del desarrollo de la época, captar la tendencia del progreso de la humanidad, y atenerse a la expectativa común de los pueblos, relacionando estrechamente el desarrollo de su propio partido con el del país, de la nación y de la humanidad. Debemos tener altas aspiraciones, atrevernos a asumir responsabilidades y la misión que la época nos asigne, poniendo las miradas tanto en nuestros propios países como en el mundo entero, y tanto en la situación global como en el objetivo de largo plazo. Hemos de percibir a fondo los sentimientos del pueblo, para transformar sus demandas en el concepto, el objetivo y la meta del partido y elaborar proyectos de implementación acordes a la realidad. La construcción de una Comunidad de Destino de la Humanidad require la participación de todos los pueblos del mundo. Debemos promover consensos de los pueblos de diferentes naciones, religiones, culturas y regiones para trabajar conjuntamente por la gran causa de la construcción de una Comunidad de Destino de la Humanidad.

La realización de este gran sueño necesita la sabiduría y fuerza de todas las partes. Hemos de inspirarnos en la sabiduría colectiva de todas las partes, de múltiples niveles y de amplias dimensiones, para resumir experiencias, encontrar métodos, sublimar pensamientos y obtener la fuerza motriz en la práctica. Los partidos políticos de diferentes países deben incrementar la confianza mutua, reforzar la comunicación y estrechar la cooperación, para explorar sobre la base de un nuevo tipo de las relaciones internacionales un nuevo modelo de relaciones interpartidarias, caracterizadas por la búsqueda de los puntos comunes dejando al lado las diferencias, el respeto mutuo y el aprendizaje recíproco, establecer entre los partidos una red internacional de cooperación e intercambios en diversas formas y de múltiples niveles, para unir poderosas fuerzas capaces de construir una Comunidad de Destino de la Humanidad.

El triunfo se logra con los trabajos y el camino se abre con las andanzas. La construcción de una Comunidad de Destino de la Humanidad es un proceso histórico. No se alcanza de un solo paso, ni siempre se va viento en popa, sino se requiere hacer esfuerzos largos y arduos. Tenemos que dedicar esfuerzos perseverantes y persistentes para la edificación de la Comunidad de Destino de la Humanidad, no debemos abandonar nuestro sueño porque la realidad es compleja, ni abandonar nuestra aspiración porque el ideal es remoto.

¡Señoras, señores y amigos!

El Partido Comunista de China es un partido que procura la felicidad para el pueblo chino y también un partido que lucha por la causa progresista de la humanidad. El PCCh es el partido más grande en el mundo. Yo he dicho que un partido grande debe tener conductas como tal. Todo lo que hace nuestro Partido tiene por objetivo buscar la felicidad del pueblo chino, la revigorización de la nación china, y la paz y el desarrollo de la humanidad. Tenemos que hacer bien nuestras propias cosas, lo cual en sí mismo constituye una contribución a la construcción de la Comunidad de Destino de la Humanidad. Asimismo, al propulsar el desarrollo de China, crearemos más oportunidades para el mundo, y al profundizar nuestra propia práctica, exploraremos las leyes del desarrollo de la sociedad humana para compartirlas con otros países. No “importamos” modelos extranjeros ni “exportamos” el modelo chino, tampoco pedimos que otros países “copien” las prácticas chinas. El PCCh cumplirá como siempre los siguientes puntos.

Primero, China contribuirá como siempre a la paz y la tranquilidad mundiales. Hace poco menos de 100 años, el PCCh nació en China en medio de violentas agitaciones sociales. Una de sus misiones fundacionales fue poner fin a la trágica situación en la que China se había sumergido desde los mediados del siglo XIX, caracterizada por frecuentes guerras y el hambre y la miseria del pueblo. Desde 1921 hasta 1949, para lograr la paz y la estabilidad de China y el bienestar del pueblo, el PCCh llevó a cabo, al frente del pueblo chino, una lucha armada durante 28 años haciendo enormes sacrificios. Por lo tanto, el PCCh comprende a profundidad lo valiosa que es la paz y posee una firme determinación de defenderla. China enarbolará la bandera de la paz, el desarrollo, la cooperación y la ganancia compartida, seguirá invariablemente el camino de desarrollo pacífico, promoverá activamente la construcción de asociaciones globales y tomará parte activa en el proceso de solución política de los problemas internacionales candentes y difíciles. Hasta la fecha, China ha enviado a más de 36.000 efectivos para el mantenimiento de la paz convertiéndose en el principal país que aporta soldados y fondos para las misiones del mantenimiento de paz de la ONU. En este momento, más de 2.500 oficiales y soldados chinos en misiones de la ONU están preservando la paz y tranquilidad locales en ocho zonas de operación, desafiando las dificultades y los peligros. China participará activamente en la reforma y construcción del sistema de gobernanza global y promoverá el avance del orden político y económico internacional hacia un rumbo más justo y racional. No importa el grado de desarrollo a que alcance el país, China nunca procurará la hegemonía ni practicará la expansión. Proponemos que los partidos políticos de todos los países trabajen junto con nosotros, sean constructores de la paz mundial, contribudores del desarrollo global y defensores del orden internacional.

Segundo, China contribuirá como siempre al desarrollo compartido del mundo. El PCCh nació del pueblo y se ha desarrollado y robustecido apoyándose del pueblo, siempre abriga un profundo sentimiento hacia el pueblo, no solo el pueblo de China, sino también hacia los pueblos de todo el mundo; y él no solo quiere trabajar por el bienestar del pueblo chino, sino también de los pueblos del mundo entero. Durante largo tiempo, China ha ofrecido a numerosos países en vías de desarrollo gran cantidad de asistencias gratuitas y préstamos preferenciales, así como muchos apoyos de tecnología, personal e inteligencia, y ha cumplido un gran número de proyectos a favor del desarrollo socio-económico y el mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo para esos países . Hoy en día, miles de científicos, ingenieros, técnicos, médicos, maestros, trabajadores comunes y voluntarios chinos están trabajando en la amplia tierra de numerosos países en vías de desarrollo, codo con codo y hombro a hombro, con los pueblos locales para ayudarles a cambiar su destino. De acuerdo con la disposición del XIX Congreso Nacional del PCCh, para el año 2020, China completará la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, para el 2035, materializará fundamentalmente la modernización socialista y para los mediados del siglo XXI, se convertirá en un poderoso país socialista moderno, próspero, democrático, civilizado, armonioso y hermoso. Cumplir esta meta beneficiará al pueblo chino y también a los pueblos de todo el mundo. Proponemos que los partidos políticos de todos los países creen junto con nosotros más oportunidades de cooperación para el mundo a fin de alcanzar el desarrollo y la prosperidad común para todos los países del mundo.

Tercero, contribuirá como siempre a los intercambios y el aprendizaje mutuo entre las diferentes civilizaciones del mundo. Piedras de otros montes pueden pulir el jade de éste. El PCCh enfatiza siempre en tener una visión mundial para aprender activamente los logros de civilización creados por los pueblos de otros países e integrarlos en la práctica según la realidad china. El marxismo fue una verdad científica que los comunistas chinos aprendieron desde el extranjero. Después, lo combinamos con la realidad china y venimos fomentando incesantemente su chinalización, su actualización y su popularización, convirtiéndolo en una teoría científica que ha guiado al PCCh en su constante avance a la cabeza del pueblo chino. El PCCh tratará, con una visión y mente abierta, a las creaciones culturales de los pueblos de diferentes países del mundo, está dispuesto a llevar a cabo diálogos, intercambios y cooperación con los pueblos y partidos políticos de otros países, y apoya el refortalecimiento de los intercambios humanísticos y de las relaciones extraoficiales entre los pueblos. En los próximos cinco años, el PCCh ofrecerá oportunidades de intercambio para 15.000 personas de partidos políticos extranjeros para que vengan a China. Proponemos que el Diálogo de Alto Nivel entre el PCCh y Partidos Políticos del Mundo se institucionalice para que éste se convierta en una plataforma de diálogo político de alto nivel con amplia representatividad e influencia internacional.

¡Señoras, señores y amigos!

Hace más de 2000 años, el antiguo pensador chino Confucio dijo, hay tres tipos de amigos que son beneficiosos: amigos rectos, amigos fieles y amigos bien informados. El PCCh desea hacer amplias amistades en el mundo. Durante mucho tiempo, el PCCh ha mantenido comunicaciones frecuentes con más de 400 partidos y organizaciones políticas de más de 160 países y regiones, ampliando constantemente “el círculo de amigos”. De cara al futuro, el PCCh está dispuesto a fortalecer los intercambios con partidos políticos de otros países, compartir las experiencias de administración del Partido y del Estado, hacer intercambios y diálogos entre diferentes civilizaciones, promover la confianza estratégica mutua y trabajar, junto con todos los pueblos del mundo, por la construcción de la Comunidad de Destino de la Humanidad y un mundo mejor!

Finalmente, ¡hago votos por que el Diálogo de Alto Nivel entre el PCCh y Partidos Políticos del Mundo se corone con pleno éxito!

Muchas gracias.

Suggest To A Friend:   
Print